0

Tu carrito está vacío

¿Qué es HackThePandemic?

[email protected] a #HackThePandemic!

 

HackThePandemic nació como respuesta al tremendo desabastecimiento de mascarillas que se está viviendo en el mundo entero como consecuencia de la actual pandemia. La idea es no solo fabricar mascarillas lavables y reutilizables, si no que además hacerlo de manera distribuida en todo Chile con impresoras 3D y materiales antimicrobianos.

Este proyecto comenzó como una alianza entre Qactus, TOM Chile y Copper 3D. Estos últimos ya tenían desarrollado el material antimicrobiano PLActive, mientras que los otros dos tenían la experiencia en impresión 3D como para hacer realidad el proyecto.

El primer paso fue diseñar una mascarilla que pudiese imprimirse en 3D de manera sencilla, con el objetivo de que cualquiera pudiese hacerla en su casa.

Primera versión de la NanoHack.

Junto a esto se inició la convocatoria a los makers del país (y del mundo, por eso el video está en inglés) para tener la mayor cantidad de impresoras 3D fabricando esta mascarilla lo antes posible. En la primera semana se consiguieron más de 1000 respuestas de personas independientes a lo largo del país que estaban dispuestas a aportar con sus máquinas para comenzar la producción.

Convocatoria de makers a nivel mundial para comenzar el proyecto

En este mismo periodo tuvimos la primera aparición en televisión (TVN). Aquí presentamos HackThePandemic a nivel nacional y nos dimos cuenta de que una mascarilla antimicrobiana, reutilizable y lavable era una gran idea 💡

Mientras esto ocurría, el archivo para imprimir la NanoHack se descargó más de un millón de veces en todo el mundo. La locura fue absoluta y el impacto fue global.

La NanoHack estaba siendo impresa en cada rincón del planeta🌏

A pesar del revuelo, rápidamente quedó claro que la NanoHack tenía problemas en su diseño que hacían que su fabricación masiva no fuera ideal. Había que volver al escritorio y rediseñarla para mejorar la adherencia a la cara, entre otras características para poder considerarla un producto terminado.

Así fue entonces que convocamos a diseñadores de todo el mundo para mejorar la mascarilla. En un tiempo récord logramos llegar a una nueva versión, la 2.0, que ya se acercaba muchísimo a un producto definitivo.

La NanoHack 2.0 resolvía los problemas que tenía la primera versión, especialmente en cuando a la hermeticidad y ajuste al rostro.

Rápidamente se comenzó a probar esta versión en impresoras 3D nacionales con filamento PLActive antimicrobiano

Desde un comienzo el objetivo fue que la mascarilla fuese reutilizable por un periodo indefinido, para lo cual hacía falta un filtro intercambiable que lo permitiera. Con la ayuda de The Copper Company se desarrollaron filtros con adición de nanopartículas de cobre, el mismo que confiere al PLActive sus propiedades antimicrobianas.

Junto a la mascarilla se desarrollaron sus filtros, los cuales tienen también acción antimicrobiana gracias a las nanopartículas de cobre

En este punto solo faltaba hacer un par de modificaciones para llegar a la NanoHack 2.2, que es la que salió oficialmente a la venta y ha sido un éxito desde entonces.

  Versión 2.2 (actual) de la NanoHack

En todo momento la producción de la NanoHack ha sido de manera distribuida. Esto quiere decir que el trabajo lo realizan decenas de personas independientes en todo el país, quienes utilizan sus impresoras 3D para aportar al proyecto y obtener un ingreso extra sin necesidad de moverse de sus casas.
La NanoHack está en constante evolución, y muy pronto tendremos novedades sobre las mejores en busca de la mejor mascarilla del mundo.
.
.


 

$ CLP